Paris Hilton. Sinónimo del ‘glamour’ exacerbado. Excentricidades al extremo que formaron una marca que logró engrosar, aún más, su abultada cuenta bancaria. Después de su tragicómica frase en la que confesaba que cuando era chica creía que todas las personas vivían en mansiones, te acerca una recopilación de las máximas más incoherentes acuñadas por la polémica rubia.

“Si tienes una cara hermosa, no necesitas falsas y grandes siliconas para conseguir la atención de alguien”, analizó sobre los estándares que la sociedad le impone a las mujeres.“Sólo veo las fotos para ver qué usé la semana pasada y si estaba lindo”, confesó en relación a las imágenes que, semana a semana, los medios publican de su vida cotidiana.

“Creo que la idea falsa más grande sobre mí es que soy una mocosa caprichosa. Pero no lo soy”, aclaró la rubia en función de la imagen que la posicionó como una de las mujeres –no mocosas- con mayor abstracción de la realidad.

“Me gustan los viejos clásicos, como las películas de Freddy Krueger y El resplandor. Jack Nicholson de verdad me asusta”, aclaró Paris aunque, claro, no recordó que el actor cómico no se caracteriza por papeles en películas de terror.

“Hablo con esa voz de bebé cuando estoy en la televisión, es una pose”, dijo por si quedaba alguna duda.

“¿Todas las bonitas son brutas? No, también hay feas que son brutas”, sugirió la rubia que ya ha confesado sentirse muy sexy y poco inteligente.

“No voy a tener relaciones sexuales por un año… Besaré, por nada más”, dijo Paris aunque todos saben que se hizo famosa por sus constantes videítos caseros.

En una entrevista en Austria le preguntan: “¿Por qué te gusta tanto nuestro país?”. Ella, muy sincera, responde: “¡Porque me pagan un millón de dólares para saludar al público!”.

“Soy una actriz, una marca, una mujer de negocios. Soy todo tipo de cosas”, aclaró una multifacética Hilton.

Sobre su única producción discográfica, la rubia dejó la humildad al margen y sentenció: “Es tan bueno que lloro cada vez que lo escucho”.

“Mi novio es un empresario, que trabaja en una empresa”, dijo ella.

Finalmente y en otra entrevista, el vivo no es lo suyo, un periodista inglés le preguntó por Tony Blair cuando el británico era primer ministro. “¿Quién? Ah, sí, él es como tu presidente, haciendo alusión a las diferencias entre el parlamentarismo y el presidencialismo. No sé cómo es él”, concluyó.

http://www.terra.com.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *