Varias moles metálicas de 12 toneladas con mucha historia descansan ya a buen recaudo. Se trata de fondos de cuchara, piezas industriales de gran tamaño, que se encontraban «abandonados» en las inmediaciones del muelle sur del recinto portuario de Sagunto y que han sido remolcados hasta las inmediaciones del Horno Alto.
Un camión grúa y varios operarios cargaron estos materiales que se colocarán en el futuro paseo museístico al aire libre que adornará el itinerario turístico de acceso al Horno Alto.
Los fondos de cuchara son los restos de arrabio (material fundido procedente de la reducción del mineral de hierro) que se vertían a una temperatura de 1.350 grados centígrados en las tolvas de recepción. Tras varios usos se iban «solidificando y formaban una camisa metálica que era como el negativo de las mismas», señala el concejal de Patrimonio Industrial, Sergio Paz.
Precisamente, el edil fue quien localizó las piezas durante una visita por la zona. «Al parecer, habían pasado desapercibidas pues es una sección en la que hay mucho material industrial. Afortunadamente, las hemos recuperado. Una conserva la forma del vaso y la otra tiene la parte inferior perforada pero son piezas muy curiosas que explicarán el proceso de elaboración del metal».
El presidente de la Fundación para la Protección del Patrimonio Industrial de Puerto de Sagunto, Juan Vicente Beltrán, y el experto José Vila se han hecho cargo de estas piezas que pasarán a formar parte de los fondos que se han ido recuperando durante los más de 25 años transcurridos desde el cierre de la cabecera de Altos Hornos del Mediterráneo. Todo formará parte de un recorrido turístico.
Fuente: http://www.lasprovincias.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *