Un ucraniano fue detenido en un control aduanero por tratar de entrar en Bielorrusia con 16 calzoncillos, cuatro chándales y tres pantalones que llevaba puestos, informó hoy el Comité Estatal de Fronteras bielorruso.

El aspecto del hombre, que se ahogaba de calor, llamó la atención de los vigilantes que al registrarlo vieron que llevaba puestos 16 calzoncillos y cuatro chándales bajo tres pares de pantalones, precisó el servicio de prensa del comité estatal.

Los funcionarios aduaneros consideraron que el exceso de vestimenta era un claro intento de contrabando.

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *