gatoEsta vez el protagonista es un gato, que tiene una conducta muy especial desde hace 4 años. Cada día, puntualmente a la misma hora toma un ómnibus, hace todo el recorrido y se baja nuevamente en su casa. El gato es casi un anciano de 12 años, de nombre Casper, que vive con su dueña en Plymouth, Inglaterra.

Muchas veces hemos señalado la conducta extremadamente rutinaria que tienen los gatos, pero este se lleva todos los premios. A las once de la mañana sube al mismo coche, se sienta en la parte posterior y completa el recorrido. Nadie lo molesta ni él molesta a nadie. La dueña del gato se ha enterado de esta costumbre luego de mucho tiempo.

Solamente le parecía extraño que todos los días desapareciera por algunas horas, siempre las mismas. Una orden interna de la compañía de transporte le permite al gato hacer este recorrido, y según la misma, sin costo. Difícil sería exigirle que pague por el mismo.

Fuente: http://www.blogmascotas.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *