Luego de una pelea de borrachos entre un hombre de 41 años y otro de 25, el más joven intentó huir por encima de una reja. Según declaró “creía que era un ninja”.

La policía llegó al lugar de los hechos orientada por los alaridos del “pequeño saltamontes”. Cuando lo encontraron tenía una pica puntiaguda de la cerca saliéndole del trasero. El hombre sangraba profusamente y debió ser trasladado de urgencia al centro médico de Harborview. Allí, consultado por los médicos, explicó que pensó que era un ninja capaz de saltar la reja de un metro y medio.

“Claramente sobreestimó sus capacidades físicas”, explicó Renee Witt vocera de la policía de Seattle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *