noticias absurdas

Lauren Odes, de 29 años, ha sido despedida porque sus pechos eran demasiado grandes y provocaba “distracción” entre sus compañeros. Es la razón aducida por su jefa, que llegó a recomendarle que se los aplastara con papel celo. La ex empleada que trabajaba para una empresa de lencería de judíos ortodoxos en Manhattan, los ha demandado por discriminación.

Su jefa le advirtió de que los dueños, judíos ortodoxos, no estaban contentos con su forma provocativa de vestir, que realzaba sus pechos haciéndolos más visibles a los compañeros y provocando “distracción”. Por ello, llegó a recomendarle que se los aplastara con papel celo.

“Cuando empecé a trabajar allí, pregunté si existía un código para el atuendo diario de los empleados, y me dijeron que bastaba que mirase alrededor y ver lo que todo el mundo llevaba”, ha dicho la mujer en una rueda de prensa.

“Así lo hice. El vestido era muy ‘casual’, ropa deportiva”, explicó la ahora desempleada Odes.

Odes tampoco daba crédito cuando su jefa le recomendó aplastarse el pecho: “Cuando mi supervisora me sugirió que me aplastara mis pechos, le pregunté que si estaba bromeando. Entonces, dijo solo le digo que se los cubra un poco más”.

Tras esto, ella sacó una bata roja estampada con guitarras que se la tuvo que poner. Sintiéndose humillada, fue al servicio a llorar y más tarde le anunciaron su despido.

http://burstonmagazine.host56.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *